jueves, 14 de julio de 2016

Cuando el tiempo arrecia


Cuando el tiempo arrecia
y te encuentras bajo la tempestad,
sientes que el infierno está cerca,
y la cueva más cercana te parece el paraíso.

Cuando el tiempo arrecia,
comprendes que siempre estás solo
en los peores y mejores momentos,
nada te consuela, todo es mentira.

Cuando el tiempo arrecia,
no hay sol, ni nube, ni lluvia,
todo transcurre en la misma dimensión
del tiempo, en una línea sin límite.

Cuando el tiempo arrecia,
la inmensidad del hoyo oscuro
que te ha atrapado en su seno,
te devora sin tregua.

Cuando el tiempo arrecia,
no hay un despertar, todo es
la misma pesadilla que te acompaña
día tras día.


Autor: María Cristina Salas

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails