jueves, 14 de febrero de 2013

La historia de San Valentín

















En el año 270 D.C., Claudio II, emperador de Roma, prohibió contraer matrimonio. Claudio emitió este decreto porque estaba convencido de que los hombres casados eran malos soldados ya que, en caso de guerra no querían separarse de sus familias. También había prohibido el Cristianismo porque deseaba ser alabado como el dios supremo, como el emperador de Roma.
Valentín fue obispo durante ese período de opresión. Él pensó que los decretos de Roma eran indignos y estaba convencido de que el pueblo debía ser libre para amar a Dios y para contraer matrimonio. Oponiéndose al emperador, en secreto, casó a las parejas que así se lo pedían.
Cuando su conducta llegó a oídos del emperador, Valentín fue apresado. Claudio intentó persuadirlo para que renunciara al Cristianismo y sirviera al imperio y a los dioses romanos, pero Valentín se aferró a su fe.
El emperador le sentenció a una ejecución que se llevaría a cabo de la siguiente forma: primero le darían una paliza, luego le apedrearían y finalmente sería decapitado.
En la cárcel se enamoró de la hija del carcelero, Asterio, que era ciega, y durante ese tiempo que permaneció encerrado se produjo un milagro, la hija recuperó la vista. Antes de morir le envió una nota de despedida firmándola “de tu Valentín”. Hoy en día este mensaje sigue siendo el lema de las celebraciones del Día de San Valentín, el día de los enamorados.
Valentín murió el 14 de febrero del año 270 D.C.

1 comentario:

Isabel Barceló Chico dijo...

Conmovedora historia, Cristina. Un abrazo muy fuerte y mucha felicidad en ese día del amor.

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails