sábado, 17 de octubre de 2009

¿A qué se parecen los cuentos?


¿A qué se parecen los cuentos?

“Son como formas luminosas de color distinto según sean antiguos o recientes, transitorios o duraderos. A veces los traen los pájaros; a veces las hojas muertas. Otras, se trasladan sencillamente con el sonido del viento. Vuelan por encima de las poblaciones. Todos los cuentos buscan compañía. Cuando uno de ellos encuentra a alguien que le gusta, se cuelga de su hombro e intenta seducirlo. El hombre lo rechaza o lo cuenta. En el primer caso, la historia se inquieta. Se va, vagabundea por aquí y por allá y no sabe a donde ir, corriendo el peligro de perderse. Si la cuenta, el hombre cree que inventa o que recuerda. En realidad es la historia quien habla por su boca. Cuando ha acabado, deja su huella en él como sucede con todos los seres que en su camino se han cruzado y que lo han hecho antes que la historia. Y la historia vuela a otras aldeas. Las historias, los cuentos, necesitan de nosotros para vivir. Sin la fuerza que les damos, se desharían en el cielo, como el humo”.

Responde "El Churra" (guardián de las ruinas de Tiahuanaco), en “Las siete plumas del águila”, de Henri Gougaud
Imagen: Daniel Merriam

1 comentario:

Belkis dijo...

La mayor ventaja educativa, sin duda ninguna, es la capacidad que tiene un cuento de transmitir valores. Los cuentos también son útiles para contrarrestar la falta de atención que sufren muchos niños actualmente r. Los cuentos inventados y personalizados antes de dormir permiten establecer un nexo fortísimo con los niños.
Un cuento personalizado es una herramienta increíblemente eficaz para "analizar" los comportamientos de los niños durante ese día.
Besitos

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails