martes, 7 de julio de 2009

Mamá, Papá, quiero hablar contigo


MAMÁ, PAPÁ, ¡QUIERO HABLAR CONTIGO!
Nosotros, los hijos y las hijas decimos estas cosas con la mirada, con el llanto, con las rabietas… y no siempre se sabe interpretar estos mensajes.
NO ME DIGAS “NO TENGO TIEMPO” cuando te explico un problema mío.
NO ME DES TODO AQUELLO QUE TE PIDO. A veces sólo te lo pido para ver lo que puedo coger.
NO ME COMPARES CON NADIE, ESPECIALMENTE CON LOS DE MI FAMILIA. Si tú me presentas mejor que los otros, alguien padecerá; Si me presentas peor que los otros, seré yo el que padezca.
NO ME CHILLES. Te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a chillar a mí.
NO ME DES SIEMPRE ÓRDENES. Si a veces me pidieras las cosas yo lo haría más rápido y de buen grado.
NO CAMBIES DE OPINIÓN A MENUDO SOBRE LO QUE TENGO QUE HACER. Decide y mantén esa opinión.
NO ME LO DES TODO HECHO. Déjame valerme por mí mismo.
NO DIGAS MENTIRAS DELANTE MÍO NI ME PIDAS QUE LAS DIGA POR TI, aunque sea para sacarte de un lío.
NO ME EXIJAS SIEMPRE QUE TE DIGA EL PORQUÉ CUANDO ACTÚO MAL. A veces no lo sé ni yo.
NO ESCONDAS TUS ERRORES. Me enseñarás a omitir los míos.
NO DEJES DE QUERER Y CONOCER A LOS DEMÁS. No vale mucho que en el colegio me enseñen a querer a todo el mundo si después no tengo tu ejemplo.
QUIÉREME COMO SOY. DIME QUE ME QUIERES. Necesito oírtelo decir aunque tú pienses que ya lo sé.

2 comentarios:

jose maria dijo...

Querida Cristina, muy acertado el "cuento".

"Mamá, papá, sé que hicisteis lo mejor que pudisteis y supisteis, y también sé que en ningún momento vuestra intención era hacerme daño. Es por eso que desde aquí quiero deciros que os perdono por el daño que me pudiérais haber hecho y que si no fuera por vosotros no hubiera llegado donde estoy ahora. Vosotros me disteis lo más valuoso que tengo : LA VIDA."

Belkis dijo...

Es de suma importancia prestar atención a nuestros hijos, dedicarles tiempo, y no me refiero tan solo a cantidad, sino a calidad del mismo; educarles, no creer que la responsabilidad de la educación debe recaer sólo en el colegio, sino que es una obligación compartida: transmitirles valores; fomentarles el deseo de superación; motivarles para que desarrollen una autoestima sana y como base de todo eso, debemos transmitirles sentimientos y pensamientos positivos, todo ello rodeado de un clima de paz, armonía y amor. Pero ojo es imprescindible enseñarles con el ejemplo. Muy buena propuesta. Un cariñoso saludo

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails