viernes, 6 de marzo de 2009

Los Cuentos de Hadas y La Educación


Basado en la Obra de Bruno Bettelheim (extracto de un trabajo realizado por José María Doria, Licenciado en Derecho, Máster en Psicología, Máster en Alta dirección de Empresas, y Especialista por la Universidad Complutense de Madrid en Técnicas de Relajación e Hipnosis)

¿En qué medida hemos sido influidos, en lo más profundo del inconsciente, por cuentos tan inofensivos como Caperucita, por los Tres Cerditos, por las hadas y las brujas?


…Cuando un niño escucha un cuento recoge ideas sobre como poner en orden su caos interior…

¿Por qué los niños suelen pedir al adulto que les cuente un mismo cuento una y otra vez, sin cambiar un ápice?
Porque el relato toca puntos claves para su inconsciente, es por ello que el niño pide que se lo cuenten una y otra vez. Incluso si uno de los padres se da cuenta del por qué su hijo se siente implicado en un determinado cuento, es mejor que guarde sus reflexiones psicológicas para sí. Lo realmente importante para un niño es saber que sus padres comparten sus emociones. Para creerse la historia que le relatan y para hacer que su apariencia optimista pase a formar parte de su experiencia del mundo, el niño necesita oírla muchas veces. Tengamos en cuenta que el niño “sabe” cuando una historia le proporciona un punto de apoyo en el que basarse para resolver sus problemas.

¿Quiere esto decir que hay que repetir los cuentos cuando un niño dice “me gusta, cuéntamelo otra vez” y no pasar a otra historia?
La antigua medicina hindú pedía a sus pacientes que reflexionaran sobre un cuento para encontrar una solución a la confusión interna que ofuscaba sus pensamientos, de la misma forma al niño debe ofrecérsele la oportunidad de apropiarse poco a poco del significado de un cuento, aportando sus propias asociaciones dentro de sí mismo. Ésta es la razón por la que los cuentos con ilustraciones que prefieren actualmente tanto los adultos como los niños, no son tan útiles para satisfacer las necesidades de estos. Las ilustraciones distraen más que ayudan. Las ilustraciones apartan del proceso porque dirigen la imaginación del niño por derroteros distintos de como él experimenta la historia. Un cuento pierde gran parte de su significación real cuando se da cuerpo a sus personajes y acontecimientos, no a través de la imaginación del niño, sino de la del dibujante. La historia deja de ser nuestra y pierde gran parte de su significado personal.
¿Qué opina usted acerca de explicar a los niños los significados de los cuentos?
Los adultos están convencidos que dar explicaciones realistas o científicamente correctas, clarifican las cosas del niño, sin embargo ocurre lo contrario, ya que explicaciones semejantes confunden al pequeño, pudiéndole hacerse sentir abrumado e intelectualmente derrotado.
Entonces ¿piensa usted que es saludable fomentar la fantasía en la mente de los niños?
Para soportar los remordimientos por ejemplo de la envidia, el niño ha de ser animado a inventar fantasías en las que algún día imagina que llegará a superar su conflicto. Con el tiempo, tanto más segura se sienta una persona, tanto menos necesitará apoyarse en proyecciones infantiles de dioses, explicaciones míticas o soluciones de cuentos de hadas para los eternos problemas vitales y más podrá buscar explicaciones racionales. Por esta razón un niño que se siente seguro con su entorno necesitará creer en fuerzas superiores que velan por él.

No hay comentarios:

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails