martes, 1 de abril de 2008

LOS CUENTOS COMO TERAPIA




El gran poder de transformación personal que poseen los cuentos no ha perdido vigencia.
Niños y mayores pueden aprovecharse de sus valiosos mensajes para crecer y despertar a la conciencia de sí mismos.


Beneficios de los cuentos:

* Introducen a los pequeños en el mundo de la literatura.
* Estimulan y guían la imaginación.
* Fomentan el diálogo con los padres, así como la cultura y la inteligencia emocional.
* Potencian la creatividad.
* Ayudan a enfrentarse a las adversidades de la existencia.
* Inculcan valores necesarios al imprimir las huellas del comportamiento de la conciencia.
* Ayudan a los niños a adquirir autonomía y madurez a medida que van creciendo.
* Enseñan hábitos saludables.
* Si son realmente terapéuticos curan sentimientos negativos o penas interiores (separación de los padres, nacimiento de un hermanito).
* Consuelan ante lo irremediable (muerte de seres queridos, ya sean familiares, animales o amigos).
* Pueden desmitificar (reírse de los cocos, por ejemplo).
* Ayudan a los adultos a establecer una comunicación con su niño interior y a desbloquear, y resolver problemas anclados en la infancia. Esta actividad -tan de moda en otros tiempos y erróneamente arrinconada por muchos padres modernos- está recobrando nuevos bríos.

Parte del interés de los libros de cuentos no radica sólo en las historias que proponen sus autores para ayudar a los niños a superar traumas, dudas, dificultades y angustias, sino también en las fórmulas sencillas que aporta para que los niños tengan un sueño apacible y se vayan a la cama contentos y tranquilos, sin pataletas. Así se les ayuda a adquirir autonomía y madurez a medida que van creciendo, además de favorecer que se relajen y les resulte más fácil conciliar el sueño. Para obtener el máximo beneficio de la cuentoterapia es preciso que los niños sigan determinadas prácticas rutinarias que en poco tiempo terminaran por convertirse en hábitos.

Quizá pueda interesarte:

Related Posts with Thumbnails